/ Playas / Lo que no os podéis perder

Lo que no os podéis perder

¡Es lo más! Aquellas cosas que no os contará nadie sobre las playas. Los detalles más exclusivos que darán un plus a vuestras vacaciones en Menorca y, sobretodo, que sorprenderán gratamente a vuestros hijos.

 

¿El mayor placer? Quedarse en la playa hasta que anochezca. Si vais sobre las 19.00 o 19.30 horas todavía hace calor, pero nada comparado con el sol abrasador de primera hora de la tarde. Es el momento en el que todo el mundo recoge sus sombrillas y sus toallas y se marcha a casa, por lo que una primera ventaja es que encontraréis aparcamiento más fácilmente.

Poco a poco, la playa se irá vaciando. Tendréis espacio para vosotros y no os tendréis que preocupar de si los niños molestan a los vecinos de toalla. Podrán jugar libremente y a sus anchas.

El mar estará en calma y el agua, más limpia y seguramente más calentita. Pegarse un baño a última hora del día, cuando el sol está cayendo, es una auténtica gozada. Desde la playa, los atardeceres son increíbles, una experiencia que no olvidaréis. Incluso podéis llevaros algo ligero de cena, aunque es importante no dejar en casa el protector contra los mosquitos, porque si no es así quizá os fastidien el plan.

Otra versión similar, pero igual de fantástica es la de ir a la playa a primera hora de la mañana, cuando todavía no ha llegado la gran mayoría. ¿Tus hijos son de los que madrugan? ¡Pues sacadle la parte positiva con un bañito a primera hora! A esas horas es posible que sólo encontréis a personas mayores, también madrugadoras, que aprovechan ese ratito de paz para refrescarse y hacer un poco de gimnasia en la orilla. En este caso, podéis llevaros el desayuno y pasar un buen rato en familia.

¿Otro secreto? En la playa de Es Grau, cuando la mayoría de los bañistas se han ido y ya se ha puesto el sol, puedes ver peces saltando en el mar. ¡Es genial! Eso sí, hay que estar atentos y en calma, no vale estar chapoteando en el agua.

¿Queréis sorprender a vuestros hijos? Llevadlos a las playas de Son Bou, Cala en Porter o Es Canutells, donde encontraréis patos en los humedales cercanos. ¡Es una experiencia verlos de tan cerca!

Otra de las playas con ‘sorpresa’ es la de Binigaus. Desde allí podéis tomar un sendero que os llevará hasta la increíble Cova des Coloms, la más grande de toda Menorca con más de 24 metros de altura. La excursión tiene una duración de 45 minutos hasta llegar a la cueva y otros tantos de vuelta, así que no os olvidéis de llevar calzado cómodo.

 

 

 

 

 

las mejores playas de Menorca para ir con niños

En Menorca las posibilidades son muchas, aunque se reducen si vamos con niños. Muchas calas vírgenes suponen largas caminatas bajo el sol que, en este caso, se plantean complicadas. Aquí tenéis un pequeño resumen de las playas más accesibles para ir con los peques.

Leer más

¿cuáles son las playas más vacías de Menorca?

En esta sección os explicamos cuáles son las playas menos masificadas de la isla, así como las más llenas que, inevitablemente, coinciden con su facilidad de acceso.

Leer más

¿de dónde sopla el viento?

Quizá en otros lugares este detalle no tiene importancia, pero en Menorca es determinante a la hora de escoger una playa

Leer más

Cuidad las playas

Las playas no sólo están para disfrutarlas, también hay que protegerlas. ¡Enseñad a vuestros hijos las buenas prácticas para mantener las calas de Menorca en buen estado!

Leer más

Tips para ir a la playa con niños

Ir con los niños a la playa supone algo de planificación y organización extra. ¿No os queréis dejar nada en casa? ¡Aquí os lo ponemos fácil! Os proponemos una lista de todo aquello que os hará falta durante una jornada playera.

Leer más